Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: María Auxiliadora y Don Bosco

Vivía en Vinovo, aldea cerca de Turín, una joven llamada María Stardero, la cual tuvo la desgracia de perder totalmente la vista.

Ansiosa de recobrarla, concibió el proyecto de hacer una peregrinación a la iglesia de María Auxiliadora. Un sábado del mes que le está consagrado, acompañada de su tía, se presentó en el templo. Después de breve oración ante la imagen de Nuestra Señora, fue conducida a la presencia de San Juan Bosco, a la sacristía, y allí tuvo con él esta conversación:

-¿Cuánto tiempo hace que estáis enferma?

-Ya mucho tiempo, pero hace como un año que no veo nada.

-¿Habéis consultado a los médicos? ¿No os han dado medicinas?

-Hemos usado toda clase de remedios, sin resultado alguno. Los médicos no dan la menor esperanza… Y se echó a llorar.

-¿Distinguís los objetos grandes de los pequeños?

-No, señor; no distingo absolutamente nada.

-¿Veis la luz de esa ventana?

-No; no, señor. Nada veo.

-¿Queréis ver?

-Señor, soy pobre, necesito la vista para buscarme la vida ¿no he de quererlo?

-¿Os serviréis de los ojos para bien de vuestra alma y no para ofender a Dios?

-Lo prometo con todo mi corazón.

-Confiad en la Santísima Virgen. Ella os sanará.

-Lo espero, pero mientras tanto estoy ciega.

-Veréis.

-¿Ver yo?

Entonces san Juan Bosco, con tono y ademán solemne, exclamó:

-A gloria de Dios y de la Santísima Virgen, decid: ¿qué tengo en la  mano?

-Veo… una medalla de la santísima Virgen.

-Y en este otro lado de la medalla –pregunta el Santo mostrándosela-, ¿qué hay?

-Un anciano, con una vara. Es San José.

Extendió la mano para coger la medalla. Cayó al suelo, yendo a parar a un rincón de la sacristía, y la misma joven, por orden de Don Bosco la buscó y la encontró. Con esto dejó a los presentes perfectamente convencidos de la realidad de la curación, que fue tan completa como prodigiosa. María Stardero no ha vuelto a padecer más de la vista.

 

               (Biografía y escritos de S. Juan Bosco. B.A.C., 1955.)

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline