Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: En medio de las llamas

En la ciudad de Cuenca estalló un formidable incendio en un almacén de maderas, que tomó en seguida, como s natural, proporciones terribles.
Dentro del almacén se hallaban una señora y su hija, que se vieron rodeadas de las llamas.

La señora, que era devotísima de la Virgen de Perpetuo Socorro, exclamó, llena de terror y angustia:

-¡Virgen del Perpetuo Socorro, sálvanos a mi hija y a mí!

Milagrosamente y sin saber cómo, pudieron salir del almacén, que se desplomó estrepitosamente poco después de quedar ellas a salvo.

Llegó en esto el hijo de la señora, que estaba al frente del almacén, y creyendo que su madre y hermana habían quedado sepultadas en el fuego, recibió impresión tan tremenda que, lanzó un horrible grito perdió la razón y quedó completamente loco. Siete meses duró esta locura con pena y dolor de la familia.

La señora y la hija acudieron a la Virgen del Perpetuo Socorro pidiendo la curación, y con ese objeto depositaron su súplica en el cepillo de las peticiones que cada mes se recomiendan a los archicofrades en el tercer domingo. Se leyó también esta recomendación, y unos días después, el joven recobró sus facultades, quedando completamente sano.

 

               (J.Esprit,  C.SS.R.: Nuevo Mes de María  2.ª ed., p.249, Madrid, 1941. )

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline