Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: La conversión de Riego

La figura del General Riego es tristemente famosa en la Historia de España. Sus ideas revolucionaron germinaron en una sublevación contra el monarca reinante, el voluble Fernando VII.

El centro de España fue el escenario de la revolución. Allá en ultra mar América se separaba de su metrópoli. Y las fuerzas españolas destinadas a impedirlo tuvieron que emplear sus energías en luchar contra el revolucionario.

Dios tiene señalada su hora a cada hombre. Riego fue vencido por las tropas reales. Se le formó juicio en Madrid y fue condenado a muerte. En aquellos momentos decisivos para su suerte eterna, pidió un confesor dominico y asturiano.  Vino el P. San Vicente. Riego se arrodilló a los pies del Padre y confesó todas sus culpas, con tanta sinceridad y dolor, que impresionaron al Padre.

-Dime hijo mío, ¿qué has hecho para merecer este favor de la Virgen?

-Padre, mi vida entera es un tejido de iniquidades; esto solo recuerdo: cuando niño, mi madre me llevaba todos los días a la capilla del Rosario de Santo Domingo, en Oviedo, y allí rezábamos el rosario a la Virgen. Murió mi querida madre, y desde entonces jamás dejé un solo día de rezar el rosario.

-Basta, hijo, la Virgen te ha salvado. Dale las gracias y ten ánimo. Unos momentos de dolor en esta vida y después la Virgen te unirá a tu piadosa madre en el cielo.

Acabada su confesión, Riego escribió y firmó de su puño y letra una retractación de todos sus errores. Poco después subió al cadalso para entregar a Dios su alma arrepentida, gracias  a aquella devoción del rosario.

 

             (P. Marcelino Llamera O.P.: libro del rosario, p. 403. Nazario Pérez, S.I.: Historia Mariana, V. IV, p.102. )

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline