Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: Su curación era imposible

Doña Mariana Gaudioso Vassallo de Francoforte, tenía una dolencia que ilustres especialistas diagnosticaron de epitelioma en el intestino recto, de imposible curación. Fue precisamente su marido, don Salvador Vassallo, doctor en medicina, quien aportó el testimonio de curación de su esposa, <<considerada imposible por eminentes especialistas de Italia.

La señora de Vassallo rogaba con fe a la Madonnina. <<El 7 de septiembre, gracias a la morfina, fui por ver primera a Siracusa… Deseaba un poco de algodón que me había prometido el párroco don José Bruno… Mi marido, doctor en medicina, Salvador Vassallo, me lo aplicó en la parte dolorida… Me abandonaban las fuerzas y sufría momentos de terrible desconsuelo… En la mañana del 19 de septiembre encontré a mi nieta, Carmelita Gaudioso, que en mi habitación rezaba a la Madonnina. Triste y desconsolada, le pregunté qué hacía y me respondió que rezaba por mí, y que la Madonnina le había dicho en su corazoncito que yo debía sufrir aún pocos días y que me curaría completamente. Después de dos días sufrí una repentina y asombrosa mejoría…>>

Otro caso. En la misma ciudad de Siracusa donde miles de fieles contemplaron atónitos curaciones y prodigios. Ante el altar de la Madonnina se encontraba Giuseppe de Simone. En 1944, cuando contaba dos años de edad, fue atacado de parálisis infantil, que le dejó inmovilizado el brazo derecho. Giuseppe iba a la escuela y su maestro afirmó que <<el pequeño escribía regularmente con la mano izquierda, por tener completamente paralizado el brazo derecho>>.

El 29 de 1953 Giuseppe acude con su madre a Siracusa. Forman parte de una peregrinación de 140 personas de Mazzarino.

De rodillas en la Plaza de Eurípides, Giuseppe pide a la Señora que le cure. Y, de pronto, <<alza el brazo , que ha recuperado completa movilidad, entre la conmoción general de los asistentes>>.

 

           (ANTONIO ORTIZ MUÑOZ: La Virgen ha llorado en Siracusa, 1954, Ed. Studium, Madrid, pp. 67-68.)

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline