Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: El negrito de la Virgen de Luján

 

Manuel era un negrito de nueve años que estaba al servicio del santuario de N. ª Sra. De Luján, en la Argentina.

Era natural de Angola. Sabía algo de doctrina cristiana y había presenciado el milagro de la detención de la carretera que llevaba la imagen, al cruzar el río Luján.

Tales muestras de amor dio a la milagrosa imagen, que su amo le dio honrosa libertad y le entregó a don Rosendo Oramas, dueño de la estancia a la que quedó detenida la imagen.

Allí permanecería perpetuamente, dedicado al culto de la Señora, en su capilla recién construida. Lleno de alegría se consagró en cuerpo y alma al servicio de la Madre de Dios.

Paso más de cuarenta años cuidando del santuario. Colocó delante de la imagen la silenciosa lámpara que desde entonces no ha dejado de brillar ante la imagen. Propagó incansable la devoción a la Virgen de Luján. Presenció sus innumerables prodigios y curaciones.

El celo por la Virgen le llevó a peregrinar mendigando limosnas para la capilla. A la hora de su muerte legó 14.000 pesos para el templo de la Señora.

Murió con fama de santidad y sus restos yacen bajo el altar mayor, a los pies de la imagen que tanto amó en vida.

 

                (Fichero La Salle, 1-5-5, 1423, y Espasa, XXXI, p. 681.)

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline