Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: ESTOY SANA

En 1868 una señora de Milán fue atacada de una parálisis completa en la mitad del cuerpo. Su familia, viéndola amenazada de nuevos ataques y reducida al último extremo, y no teniendo ya esperanza en los remedios humanos, comenzaron a implorar con confianza la misericordia divina mediante la protección de María Auxilio de los Cristianos, ya que tantos desgraciados habían experimentado sus favores. En seguida encargaron a Turín las oraciones especiales que allí tienen costumbre de rezar en los casos graves, y una misa que debía celebrarse al día siguiente en la iglesia de María Auxiliadora.

Al mismo tiempo que en Turín, a las siete de la mañana se celebraba  el Santo Sacrificio por la enferma, sus parientes y amigos, arrodillados alrededor de la cama, unían desde lejos sus preces con las del celebrante, pidiendo que la pobre paralítica pudiese por lo menos antes de morir volver en sí y recibir el santo viático. Su fervor movió al cielo. Hacia las siete y media, precisamente a la misma hora en que se concluía  la misa en el santuario, la enferma recobró el conocimiento y el uso de la palabra, y también pudo mover, poco a poco sus paralizados miembros. Entonces los circunstantes llenos de asombro, imaginaron que este esfuerzo de la naturaleza sería tal vez el último; pero muy presto se convirtió el temor en la más viva alegría, pues la enferma, sentándose sobre la cama, articuló claramente estas palabras: <<Yo estoy sana.>> Pidió sus vestidos y se hizo llevar aquella misma mañana a la Iglesia, para dar gracias a la Madre de Misericordia y recibir la Santa Comunión.

Esta dichosa enferma, curada milagrosamente, nos ha escrito ella misma la relación del hecho, terminando su carta: <<Deseo que se dé a este milagro la mayor publicidad posible, para que, propagando los beneficios de María Auxiliadora, esta buena Madre sea invocada y honrada cada día más.>>

 

                                              (Con estas palabras textuales refiere este ejemplo el mismo San Juan Bosco: Biografía y escritos de S. Juan Bosco.  B.A.C., p. 724.)

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline