Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: Porque la Virgen no quiere

Primavera de 1951. En la ciudad marítima de X. hay gran animación por celebrarse unas fiestas en uno de los sitios más concurridos de jóvenes que quieren divertirse.

Una chica entonces colegiala de las Religiosas Esclavas del Sagrado Corazón está llena de ilusiones, pues en esa fiesta vestirá por primera vez sus galas de mujer, y sueña con el traje y todos sus detalles, los invitados… En sus conversaciones con una religiosa que la trata íntimamente, se reflejan todos estos sentimientos. La Madre que la conoce bien, presiente que en aquella fiesta la pureza de la joven peligra, porque el baile tiene para ella atractivos muy fuertes que no sabrá resistir. De acuerdo con la madre de la niña, llegan a la conclusión de evitar que asista. Dan las ocho, hora de salida. Toca la campana. Las alumnas inquietas, deseando estar libres después de un día entero de estudio.

Ella va la primera en la fila. La Madre la llama para hacerle unos encargos. Mientras le habla nota que la chica se impacienta. La conversación dura media hora. Dan las ocho treinta y las internas pasan al comedor. La Madre le dice:

-¿Quieres cenar? Así te llevas ya eso adelantado…

Ella accede más por educación que por agradecimiento. Todo ha salido como había previsto. Acabada la cena, la acompaña a la portería para marcharse. No está la hermana, y mientras la monja va a buscarla le dice:
-Entre en la capilla y dile a la Virgen si Ella quiere que asistas a la fiesta, que bailes y tal vez que manches tu pureza… y haz lo que la Virgen te diga.

Pasan diez, quine, veinte minutos, y la chica no sale de la capilla. Se le acerca la Madre:

-¿Qué decides?

-Que no voy –le contesta casi sin mirarla, reflejándose en su rostro la lucha entablada en su alma.

-¿Por qué?

-Porque la Virgen no quiere, Madre.

A la mañana siguiente se reanudan las clases. Exteriormente todo sigue igual. Sólo la Virgen sabe el mérito de aquel acto. Hoy aquella joven se encuentra en víspera de casarse. Aquella renuncia a los pies de la Virgen le ha enseñado a mantener fiel su pureza para el matrimonio.

 

              HORTENSIA GALÁN, A.C.I Esclavas del Sagrado Corazón (Granada)

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline