Virgen María Madre de Dios

 

Milagro: María visita y transforma

Finalizando el Año Mariano, el señor Cura Párroco del pueblo de Bargas (Toledo) pensaba qué podría hacer para honrar especialmente a la Santísima Virgen. Sus feligreses son fríos; por más que hace, frecuentan poco la iglesia y menos los Sacramentos. Ha leído que en algún sitio han organizado una especie de visita domiciliaria con la imagen de la Virgen. ¿Dará allí resultado?

Unas cuantas jóvenes van por las casas todas del pueblo, exceptuando a una en la que no vive el matrimonio unido por la Iglesia: allí no puede entrar la Santísima Virgen. Se van apuntando hasta 300. El señor Cura se pone contento, pero esta alegría va en amento, pues las familias que no estaban en casa cuando fueron a decírselo, acuden a decir al Párroco que también ellas quieren recibir la visita de la Virgen. Ya no queda nadie sin hacer su petición.

Comienza el recorrido: con la Santísima Virgen va el señor Cura, reza el rosario y hace el acto de consagración al Inmaculado Corazón de María. En todas las casas lo hacen con fervor, y en muchas se les ve impresionados.

La alegría del señor Cura llega a su colmo: en días sucesivos se presentan nuevas parejas, que nadie sabía vivían mal. Van a pedirle que los case y que vaya después la Virgen.

Días después se celebra una Misa de campaña, porque aunque la iglesia es muy grande, dado el entusiasmo y fervor que reina en el pueblo, resulta insuficiente.

Parece que la Santísima Virgen ha resucitado este pueblo. A su párroco, preocupado por los feligreses, se le ve hoy alegre y optimista.

 

             MM. Preparadoras. Madrid, abril 1955.

 

Puedes leer más milagros AQUI

Puedes ver vídeos de milagros AQUI

 

 

de CatholicosOnline